Ella imagina...

lunes, agosto 27, 2007

los lunes al sol


Son las 7.30 de un lunes de agosto. Apenas bosteza con una melodía musical que recorre primero el izquierdo y luego el pie derecho, mientras su cuerpo comienza a desperezarse. Ni siquiera se percata que acabo de poseerla. Va al baño y una imagen borrosa le devuelve una imagen más borrosa y mientras, se convierte en rutinas cotidianas. Acabo de escalar por sus piernas cuando escucha ruido de motores. No piensa en nada importante, a la vez que mil pensamientos se reúnen sin una convocatoria previa, sin orden y sin sentido entre los resquicios de la duda. No piensa en nada importante. No piensa. Está ausente. Se ralentizan las manecillas del reloj en un fundido en blanco y negro, donde el tiempo se detiene... Prosigo subiendo hasta su vientre, haciéndola ingerir algún alimento. Lentamente, muy lentamente los minutos se van convirtiendo en horas al tic tac de los latidos del corazón, intentando ganar una nueva partida, cuando de repente, mueve el cuello haciendo círculos concéntricos, enturbiando una mirada, meciéndome al vaivén de las olas, que me impide alcanzar sus labios para expirar en un martes a la sombra.

3 Comments:

Blogger IGNACIO said...

Intuyo una tristeza en el relato, de lo codtidiano se hace vulgar, mientras los pensamientos se dispersan en el nuevo día....

Solo lo imagino.

Bs.

9:28 p. m.  
Blogger txe said...

que serenidad

10:56 a. m.  
Blogger Ella imagina... said...

Acertaste. Será porque te asomas desde los comienzos por estos lares…

Gracias.

12:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home