Ella imagina...

martes, julio 17, 2007

la siesta



Ese deporte nacional que hasta los médicos recomiendan en las tertulias radiofónicas porque reduce la mortalidad cardiaca, es una costumbre que no entiende de clases sociales, que forma parte de una tradición nacional y como todo folclore tiene un ritual.
El ritual se da en un determinando momento del día, en esas horas después de la comida, en que la vida se detiene, adormecida, y la infancia regresa en forma de mosca sin alas.
Como todo rito, tiene una gran aceptación y cuenta con gran participación, tanto activa como pasiva.
La indumentaria es de lo más variopinta; desde el pijama y el orinal en la cama, hasta las bragas o los calzoncillos en el sofá, pero una buena siesta sólo tiene una forma de manifestarse, cuando un ligero hilo de agua resbala por la comisura de los labios… ¡has dormido como un bebé!
Y es que la siesta, es uno de los grandes placeres de la vida, así como uno de los mejores inventos fue la cama, salvo cuando los del gas natural, vuelven a levantar, como cada verano, las aceras, entonces la siesta debería ser declarada “patrimonio de la humanidad”.

3 Comments:

Blogger Alexandrós said...

Los alemanes son los europeos que más tiempo dedican a la siesta. Los españoles nos quedamos en un digno 5º puesto.
Un saludo

1:05 a. m.  
Blogger principito said...

La siesta, siempre, protagonista del verano.

Besos!

6:35 p. m.  
Blogger IGNACIO said...

Jejeje pues si, pero bueno tratemos de soliviantarlo con tapones en los oidos.
Y no la perdamos, si no la hago no hay resto del día, y tienes razón ha de caer una pequeña babita por las comisuras de los labios.

Buenas siestas, y felíz fin de semana.

9:10 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home