Ella imagina...

jueves, diciembre 27, 2007

gato negro, gato blanco


Caían unas cuantas gotas de lluvia bajo los escasos paraguas, pero poco le importaba a aquel pistolero vestido de dorado que permanecía inerte con la pistola en alto, apoyando su espalda en el escuálido árbol, recién plantado en aquella céntrica calle convertida en peatonal y más comercial. Tampoco parecía importarle el deambular de los viandantes con rostros gélidos, salvo que escuchara el tintineo de una moneda en su sombrero. Entonces mostraba el arte de una Smith & Wesson, que escaso interés tenía para aquel cuarteto de músicos callejeros vestidos de negro tras dos violines, un violonchelo y una flauta travesera, que amenizaban el sueño de aquella vagabunda, de mediana edad, que era escoltada por dos perros callejeros, mientras soñaba con un teatrillo de marionetas que cantaban una ópera punk entre guirnaldas de colores que comenzaron a alumbrar la calle para el resto de aquellos rostros extranjeros.
Mientras suena “Djindji Rindji Bubamara” Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra.

2 Comments:

Blogger IGNACIO said...

Hoy te deseo Salud para el 2008 apenas con horas de marcha, gracias por compartir este pasado, mis deseos de compartir muchos más.
Besos sin tiempos.

1:34 a. m.  
Blogger txe said...

una ópera punk! mola!

10:38 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home