Ella imagina...

jueves, septiembre 21, 2006

el monólogo del ticket-regalo


Uno de los mejores inventos dentro de los establecimientos comerciales, es la aparición del... (y a lo Juan Tamariz) tatachan tatachan… ¡El ticket-regalo!
Si eres una de esas personas desafortunadas en el acierto de una dádiva, el ticket regalo te amortigua la caída hacia el abismo de la incomprensión, y la impasibilidad que se ha apoderado de tu cuerpo como si fuera un espectro, gesticula una ligera sonrisa cuando le ves tan insignificante. Aquí está: ¡El divino ticket-regalo!
No creo que sea difícil acertar en un regalo, basta un poco de observación y es fácil un acierto… Pero la técnica de la observación es sustituida por otras; está la táctica de “compraré lo que me guste a mí”. Desenvuelves el papel y te saluda un dvd de música que jamás comprarías, por eso alguien lo ha comprado (pero si no lo venden ni las gasolineras) y compones tu mejor sonrisa complaciente (y entre dientes, piensas me cago en sus muelas, y qué hago con esto) cuando aparece el papel dobladito.
En algunas ocasiones, la estrategia es que “si algo le gustó, repite”. Y maldices aquel día, hace cuatro años, cuando exclamaste: ¡qué bonita la chaqueta!. Y como hace años te gustó tanto, todos los años te compran una chaqueta. Ya son de cuatro colores distintos en el mismo estilo. Y acabas detestando las chaquetas, las rebecas y el “paripé” de ponértela cuando te visita la suegra.
Pero dentro del arte del regalo, están aquellos “objetos no identificados”, que no sabes para qué sirven y que luego te informan de sus mil maravillas, piensas ¡y cómo podía vivir sin esto!… y rebuscas, sutilmente, entre la bolsa, el ticket. Pero el oscar al mejor anti regalo es cuando te obsequian con “un objeto que detestas, que no usas”: una cadena de oro, un reloj, una corbata, una pitillera… ¡Horror! ¿Dónde me meto? Y mientras piensas en la pericia del comprador, sabes que habrías inventado el ticket-regalo si no existiera.

4 Comments:

Blogger ideas said...

Qué dificil es acertar,..
Tanto como con los objetos que nos obsequian en bodas, bautizos.. que acaban siendo un incordio..

11:22 p. m.  
Anonymous Niha said...

Pues sí que es una idea. Tal vez el único problema sea que ven cuánto te has gastado en el regalo...

6:04 p. m.  
Blogger IGNACIO said...

Quien acierta en los regalos, normalmente es quien mejor nos conoce, y algunos nos sorprenden gratamente.
Otros en cambio, no sabemos ni para que sirven por extravagantes.

1:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Es que se regala mucho sin ton ni son.

http://elsexodelasmocas.bitacoras.com

11:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home